Blog

Metales Preciosos de Inversión

 

Blog

Metales Preciosos de Inversión

Blog

Metales Preciosos de Inversión

El oro y su valor en comparación con otros activos

10 junio 2021

Estamos acostumbrados a oír hablar del oro como un elemento muy valioso. Este valor procede en parte de sus propiedades físicas y químicas, de sus aplicaciones para la industria, joyería, tecnología, medicina. Pero también del hecho de que se trata de un elemento muy escaso en la corteza terrestre, en comparación con otros. En el terreno de la inversión, el oro es también muy apreciado por su comparación con otros activos.

Para determinar que el oro es un elemento muy valioso, es necesario compararlo con algo, establecer una medida que nos indique en qué punto se encuentra respecto a otros.

Una de las formas de hacerlo es por su precio, que no es otra cosa que su comparación frente a una unidad monetaria, en este caso el dólar estadounidense. Por convención, el precio oficial del oro se establece en dólares la onza, aunque cada país lo compara con su propia unidad monetaria que, a su vez, fluctúa con respecto a la divisa modelo.

Así, al final de año el oro puede haberse revalorizado más en una divisa que en otra, dependiendo de lo que esta moneda haya hecho con respecto al dólar.

Al margen del precio, que no deja de ser una comparación del metal con una moneda, el oro puede compararse con otros metales preciosos (la plata o el platino), con otras materias primas (el petróleo) o con otros activos de inversión (las acciones o los bonos del tesoro).

 

Comparaciones o ratios del oro

 

Estas comparaciones pueden realizarse porque el oro comparte con ellos una serie de cualidades: su condición de metal precioso, de materia prima o de activo de inversión. Su valoración, superior o inferior, dependerá de lo que pueda hacer con respecto al resto de elementos con los que se le compara.

A la hora de analizar las perspectivas de evolución del oro, los analistas manejan estas comparaciones del metal precioso con otros elementos o activos. Son las denominadas ‘ratios’.

 

Monedas de oro en el cajón

 

Entendemos por ratio la relación cuantificada entre dos magnitudes, que refleja su proporción. Una de estas magnitudes es siempre el oro, y la otra varía en función de lo que se quiera comparar.

Como señala Andrew Lane desde el blog Investing.com, “el metal amarillo es uno de los baremos más antiguos a la hora de medir el precio frente a diferentes instrumentos financieros” y apunta a las tres ratios más importantes que pueden conformar la trayectoria del oro en el futuro próximo: oro/plata; oro/Dow Jones; y oro/deuda.

Existen otras ratios que también se utilizan, como la ratio oro/petróleo, de la que ya hemos hablado en este blog, o incluso la ratio oro/cerveza, ideada por Incrementum, una gestora de patrimonios con sede en Liechtenstein.

Sin embargo, no nos vamos detener en ellas en este post, ya que resultan menos influyentes a la hora de valorar la trayectoria futura del oro.

Vamos a ver en qué consisten estas tres ratios de las que habla Andrew Lane.

 

Ratio oro/plata

 

De la ratio oro/plata también nos hemos ocupado en otro post, aunque no está de más volver sobre ella, debido al interés que ha adquirido recientemente.

Esta ratio mide el número de onzas de plata que se necesitan para adquirir una de oro. Como señalan desde Investing.com, se trata de la más conocida y utilizada de todas las comparaciones del oro.

Se estima que el oro se extrae de la corteza terrestre en una proporción de 1 a 8 respecto a la plata, aunque hay que tener en cuenta que, a diferencia de aquél, solo el 30-35% de la producción anual de ésta se extrae directamente; el resto se obtiene como subproducto de la extracción de otros minerales, como el oro, el cobre, el plomo o el cinc. 

 

Ahorro en oro

 

En el momento de escribir este post, la ratio oro/plata se encontraba en torno a 68; es decir, se necesitan 68 onzas de plata para comprar una de oro. Su mínimo histórico fue en 1980, con tan solo 15, mientras que el máximo se registró el año pasado, en plena pandemia de Covid-19, con 125.

Durante el siglo XX, la ratio oro/ plata se ha mantenido en una media de 47, así que, comparándola con el nivel actual, la plata sigue estando muy barata si tenemos en cuenta que el precio del oro está a apenas 180 dólares de su máximo histórico. La plata, por su parte, cotiza a un 40% menos de su precio máximo.

Dado que la plata suele revalorizarse en mayor proporción que el oro en periodos alcistas como el actual (un 47% en 2020 frente a un 28% del oro), los analistas creen que la ratio oro/plata se irá reduciendo, conforme la plata vaya apreciándose respecto al oro.

 

Ratio oro/Dow Jones

Uno de los activos de inversión con los que se suele comparar al oro son las acciones. Por eso, durante muchos años se ha recurrido a la ratio oro/Dow Jones para poner ambos elementos en relación. Esta ratio mide el número de onzas de oro que se necesitan en un determinado momento para igualar el Dow Jones Industrial Average, índice que mide la cotización de las 30 mayores sociedades anónimas de la Bolsa de Nueva York.

 

Ahorro en oro

Como explica Andrew Lane, “se trata de un excelente baremo para comparar dos magnitudes que se han utilizado como baremo de la economía y que casi siempre han mantenido una relación inversa. En los buenos tiempos, cuando la economía prospera, el Dow Jones resulta muy atractivo y existen escasos incentivos para invertir en oro. Al revés, en tiempos como los actuales, el oro es el activo que más conviene poseer, mientras que el Dow Jones está infravalorado”.

En 2020 hacían falta apenas 15 onzas de oro para igualar el índice Dow Jones, mientras que en estos momentos la ratio ha subido por encima de las 18 onzas.

 

Ratio oro/deuda

La tercera ratio relativa al oro que vamos a ver es la que lo pone en relación con la deuda y que, desde Investing.com, es el más relevante en estos momentos.

En estos momentos, la deuda media de los países del mundo se sitúa en el 300% de su Producto Interior Bruto (PIB). Teniendo en cuenta que la ratio oro/deuda se ha situado históricamente entre el 20 y el 40% de la deuda mundial, ello quiere decir, según Investing.com, que el nivel de deuda actual podría provocar una explosión en el precio del oro, que lo llevara a los 6.000 a 12.000 dólares la onza.

Hay que tener en cuenta que, de las tres ratios expuestas, ésta es la de menor movilidad. La variación en el precio de la plata o del oro hace subir o bajar la ratio oro/plata con rapidez; y qué decir de la volatilidad del Dow Jones.

Sin embargo, en el caso de la deuda, la situación no puede cambiar de forma decisiva en un periodo corto de tiempo, sino más bien a muy largo plazo.

Descarga GRATIS el ebook
Consulta gratuita SEMPI Gold España

El oro de inversión al que se refiere esta web adquiere su denominación en el ámbito tributario, al tratarse de oro de ley 999,9/1.000 (oro puro).
Art. 140bis ley 37/1992 del 28 de Diciembre del impuesto sobre el valor añadido.

info@metalesdeinversion.com  | Tel. 910 052 162

c/ Miguel Yuste 11, 3º Planta.

28037 Madrid

SEMPI Gold España © 2020