fbpx /*añadir etiqueta nofollow a redes sociales del footer*/

Blog

Metales Preciosos de Inversión

 

Blog

Metales Preciosos de Inversión

Blog

Metales Preciosos de Inversión

Cómo superar una crisis gracias al oro de inversión

19 de septiembre de 2019

La ralentización de la economía, tanto a nivel global como nacional, es un hecho. Las últimas cifras relativas al crecimiento del PIB español y el aumento del desempleo tras el verano son indicadores preocupantes. Y a nivel internacional, la situación también es incierta, con la guerra comercial y el enfriamiento de economías claves como China o, más cercana a nosotros, Alemania. En situaciones como ésta, el oro de inversión es una de las alternativas más seguras para hacer frente a la crisis, como ya se pudo ver con la depresión económica que se produjo a partir del año 2008.

 

DESCARGA GRATIS EL EBOOK

El oro como solución a la crisis provocada por el COVID19

La situación económica tanto internacional como nacional puede calificarse de preocupante. A principios del pasado mes de septiembre conocíamos los datos de desempleo del mes de agosto, en el que se perdían casi 213.000 empleos, el peor agosto desde el año 2008 en que empezó la crisis.

Por si fuera poco, Funcas ha dado a conocer sus previsiones respecto al PIB español y ha rebajado su crecimiento al 2,2% en 2019. Y desde el Instituto Nacional de Estadística se han apresurado a advertir que lo más probable es que haya que revisarlo de nuevo a la baja y se sitúe entre el 2 y el 2,1%.

La situación internacional tampoco parece proclive, con una enorme inestabilidad generada por la guerra comercial entre China y los Estados Unidos, rebajas en los tipos de interés por parte de la Reserva Federal y el Banco Central Europeo, y una desaceleración de la economía alemana que se puede dejar sentir en el resto de la Unión Europea.

En los últimos días, además, los acontecimientos en Arabia Saudí, con el bombardeo de importantes instalaciones petrolíferas, ha agravado la situación, provocando la mayor subida del petróleo en 30 años, desde la creación del índice Brent (1987) y el mayor corte de suministro de la historia, equivalente a casi la mitad de la capacidad petrolífera árabe.

 

El oro como depósito de valor

 

El oro como deposito de valor

 

En un entorno económico preocupante tanto a nivel nacional como internacional, resulta clave conocer las cualidades del oro de inversión como medio para proteger el patrimonio y evitar la pérdida de poder adquisitivo.

Precisamente, el carácter del oro como refugio se pone de relieve en momentos de crisis económica internacional. Según los datos del Consejo Mundial del Oro, en los últimos 10 años el metal se ha revalorizado más de un 75%, pasando de los 987,8 dólares la onza que se registraron en enero de 2009 (en plena crisis) a los más de 1.300 dólares que alcanzó el pasado mes de enero de 2019.

Ésta es una de las cualidades principales del oro de inversión, que lo hace especialmente adecuado como activo para invertir en coyunturas como la actual: su capacidad para mantener el poder adquisitivo a lo largo del tiempo.

Por ello, y como explicábamos en un post anterior, no es extraño que desde el año 2001, la demanda global de oro de inversión haya crecido a un ritmo del 15% anual, constituyendo uno de los activos más atractivos para los inversores tras la crisis económica de 2008.

 

Comparativa con otros activos

 

Comparativa oro vs otros activos de inversion

 

A la hora de buscar alternativas de inversión para momentos de especial dificultad en el terreno económico, el oro se presenta como uno de los mejores activos en el que confiar. Los datos lo avalan: desde el año 1971, la revalorización media anual del metal en dólares ha sido del 10,45%, en línea con otros activos similares con los que se le suele comparar.

En los últimos 20 años, por ejemplo, la comparativa resulta aún más favorable para el metal precioso, cuya revalorización (+8,77%) ha sido superior a las acciones estadounidenses, los bonos del Tesoro USA, las materias primas y el dólar.

Tan solo las acciones de los mercados emergentes han estado por encima en términos de revalorización en las últimas dos décadas.

Esta escasa correlación con los activos de inversión con los que habitualmente compite convierte al oro en el elemento ideal con el que diversificar los riesgos en una cartera de inversión, aprovechando su capacidad para mantener el valor (derivada de un suministro muy limitado) y su enorme liquidez.

De hecho, la experiencia de la crisis financiera de 2008 y 2009 demuestra que otros activos que también se consideraban como refugio o elementos de diversificación (commodities, sector inmobiliario o hedge funds) imitaron la caída de los mercados de capitales, dejando al oro como el único activo que se revalorizaba en esos delicados momentos.

Los expertos sitúan entre el 2 y el 10% el porcentaje ideal de oro que debe contener una cartera de inversión para que esté debidamente diversificada y protegida frente al riesgo.

Oro de inversión y bancos centrales

 

Oro de inversión y bancos centrales

 

Una prueba de que el oro es la mejor inversión para tiempos inciertos es el renovado interés por este metal que tienen los bancos centrales del mundo.

Según los datos del Consejo Mundial del Oro, el llamado sector oficial retomó la compra de oro para sus reservas en 2018, tras cuatro años consecutivos de descenso, y lo hizo a lo grande: en total, las compras netas de oro durante 2018 fueron de 657 toneladas, un 74% más que el año anterior y la cifra más alta desde el colapso del sistema de Bretton Woods, a principios de los años 70 del pasado siglo.

Esta renovada fiebre del oro por parte del sector oficial se tradujo en que alrededor del 12% del total de bancos centrales realizaron operaciones de compra durante el pasado año, después de haber estado año sin acudir al mercado.

Países como China o la India (los dos mayores consumidores mundiales de este metal) volvieron a adquirir oro para sus reservas, mientras que una encuesta realizada por el propio Consejo Mundial del Oro revela que la intención de la mayoría de los bancos centrales es comprar más metal.

De momento, las cifras del primer semestre (357 toneladas adquiridas) dan pie a pensar que 2019 va a ser otro año histórico en términos de reservas de oro para el sector oficial.

 

DESCARGA GRATIS EL EBOOK

El oro como solución a la crisis provocada por el COVID19

Fin del Acuerdo de los Bancos sobre el oro de inversión

 

Fin del Acuerdo de los Bancos sobre el oro de inversión

 

El precio alcanzado por el oro en el mercado y la proliferación de operaciones de compra de metal por parte de los bancos centrales ha provocado que las entidades agrupadas en el llamado Acuerdo de los Bancos Centrales sobre el Oro (el Banco Central Europeo y los bancos nacionales de Bélgica, Alemania, España, Estonia, Irlanda, Grecia, Francia, Chipre, Letonia, Lituania, Italia, Luxemburgo, Malta, Países Bajos, Austria, Portugal, Eslovenia, Eslovaquia, Suecia y Suiza), que caducaba este mes de septiembre, hayan decidido no renovarlo, debido a “la madurez alcanzada por el mercado”.

Precisamente, este Acuerdo es el que propició que el Banco de España decidiera deshacerse de gran parte de sus reservas de oro, un activo que, según el que fuera ministro de Economía y Hacienda español, Pedro Solbes, “no ofrecía rendimientos”.

En virtud de este pacto, España vendió el 46% de sus reservas de oro (242 toneladas) entre los años 2004 y 2007, bajo el mandato como gobernadores de Jaime Caruana (2000-2006) y de Miguel Ángel Fernández Ordóñez (2006-2012).

Las reservas nacionales pasaron de 525 a 282 toneladas. Por la venta de esas 242 toneladas se obtuvieron 3.500 millones de euros, una cifra irrisoria si se compara con los más de 11.600 millones de dólares que se habrían podido obtener a los precios actuales, más del triple de las ganancias de entonces.

La experiencia de los bancos centrales demuestra también que el oro de inversión es el activo en el que hay que confiar cuando la situación económica se complica. Si los inversores profesionales y los bancos centrales no tienen dudas en ello, está claro el camino que debemos seguir los particulares.

Descarga ebook el oro como solución a la crisis covid19
Consulta gratuita SEMPI Gold España

Recursos 

Descargables

El oro de inversión al que se refiere esta web adquiere su denominación en el ámbito tributario, al tratarse de oro de ley 999,9/1.000 (oro puro).
Art. 140bis ley 37/1992 del 28 de Diciembre del impuesto sobre el valor añadido.

info@metalesdeinversion.com  | Tel. 910 052 162

c/ Miguel Yuste 11, 3º Planta.

28037 Madrid

SEMPI Gold España © 2020