Blog

Metales Preciosos de Inversión

 

Blog

Metales Preciosos de Inversión

Blog

Metales Preciosos de Inversión

¿Qué son los lingotes Good Delivery?

21 de febrero de 2019

Los llamados lingotes de oro y plata “bancarizados”, es decir, aquellos que utilizan los bancos centrales como reservas y los bancos comerciales para negociar con ellos en mercados como el de Londres, llevan una marca que establece que se trata de lingotes “Good Delivery”.

Los lingotes utilizados por Sociedad Española de Metales Preciosos de Inversión en sus planes de ahorro e inversión provienen de refinerías con certificación Good Delivery, otorgadas por la LBMA.

 

Origen del Good Delivery

Partamos del origen de esta certificación, que fue establecida por el Banco de Inglaterra en el año 1750, ante la necesidad de normalizar los tamaños, dimensiones y pureza de los lingotes de oro que almacenaba en sus cámaras acorazadas y con los que negociaba en el mercado.

La forma de hacerlo fue establecer una certificación, otorgada a una serie de fabricantes y refinerías, que establecía que los lingotes que éstos producían eran aptos para ser negociados en el mercado.

Estrictamente, se podría definir el “Good Delivery” como una serie de normas emitidas por la London Bullion Market Association (LBMA), un organismo formado por los principales bancos integrantes del mercado del oro de Londres, que recibieron el encargo del Banco de Inglaterra de fijar el precio del oro, desde 1919, y de gestionar la lista de fabricantes y refinerías acreditados.

Estos integrantes originales de la LBMA determinaron, en 1934, la necesidad de dotar a los lingotes de una imagen especial que de garantizara a los mercados internacionales que se trataba de lingotes de oro producidos conforme a los estándares requeridos por el mercado de Londres. Así nació la marca “Good Delivery”.

Por tanto, las llamadas “Good Delivery Rules” regulan las características físicas que deben tener los lingotes de oro y plata para poder negociarse en el mercado londinense. La LBMA gestiona también sendas listas en las que se encuentran los fabricantes y refinerías que están acreditados para fabricar lingotes de oro y de plata con la marca “Good Delivery”.

Características físicas de los lingotes

Tanto los lingotes de oro como los de plata están sujetos a una serie de requisitos en cuanto a peso, medidas, composición y marcas grabadas en su superficie, determinados en las llamadas “Good Delivery Rules”.

Por lo que se refiere a su fabricación, deben emplearse moldes de hierro o grafito. El sistema de fundido debe ser el vertido del metal en estado líquido o el fundido de gránulos en un sistema de túnel de inducción.

Si una refinería quiere emplear otro método para fundir los lingotes, debe solicitar una autorización previa a la LBMA.

Los lingotes deben ser de forma trapezoidal, con una anchura suficiente en su parte menor para garantizar que se puedan apilar de forma segura. Los bordes no deben ser afilados, para evitar cortes al manipularlos. La superficie debe ser lo más lisa posible, sin irregularidades ni grietas, para evitar que la acumulación de polvo y suciedad en ellas pueda afectar al peso total.


En el caso de los lingotes de plata, se admiten la existencia de marcas de martillo, usado para afinar la superficie, siempre y cuando no sean excesivas y afecten a la forma del mismo.

En cuanto a sus magnitudes, las “Good Delivery” rules establecen las siguientes:

Lingotes de oro

Su peso debe oscilar entre las 350 onzas troy (10,9 kilos) y las 430 (13,4 kilos). Dicho peso debe estar expresado en onzas troy (31,1 gramos cada una), en múltiplos de 0,025 onzas. La pureza mínima requerida es de 995 milésimas.

Deben ser de forma trapezoidal, con unas dimensiones autorizadas, en su cara más grande, de entre 210 y 290 milímetros de longitud; entre 55 y 85 milímetros de anchura; y entre 25 y 45 milímetros de grosor. El ángulo formado por las caras laterales tiene que ser de entre 5 y 25º.

En cuanto a las marcas que lleven en su superficie, deben incluirse: el número de serie del lingote; la marca del ensayador o refinería; un número de cuatro dígitos o cinco dígitos si incluye un decimal (separado por coma o punto), que indica la pureza; y el año de fabricación.

Las “Good Delivery Rules” desaconsejan que se grabe el peso del lingote en su superficie, ya que están sometidos a continuos pesajes y pueden existir divergencias con la cifra grabada.

Lingotes de plata

Su peso debe oscilar entre las 750 onzas troy (23 kilos) y las 1.100 (34 kilos), aunque desde la LBMA recomiendan una “peso ideal” de entre 900 onzas (28 kilos) y 1.050 (33).

Las normas especifican que los lingotes de plata fabricados antes del 1 de enero de 2008, con un peso de entre 500 (15,55 kilos) y 1.250 onzas (38,9 kilos), que corresponden al formato antiguo, seguirán siendo aceptadas de momento hasta que deje de haber existencias de las mismas en las cámaras acorazadas de la LBMA.

El peso de los lingotes de plata debe expresarse en onzas troy, en múltiplos de 0,10. La pureza mínima requerida es de 999 milésimas.

Al igual que los lingotes de oro, deben ser de forma trapezoidal, con unas dimensiones de entre 250 y 350 milímetros de longitud; entre 110 y 150 milímetros de anchura; y entre 60 y 100 milímetros de grosor.

El ángulo que forman las caras laterales tiene que ser de entre 5 y 15º.

En cuanto a las marcas, los requisitos son los mismos que en los lingotes de oro: número de serie; marca del ensayador o refinería; un número de entre tres y cinco dígitos (con coma o punto decimal) que indica la pureza; y el año de fabricación.

¿Quién verifica el cumplimiento de la normas?

Además de establecer las “Good Delivery Rules” que determinan el peso, dimensiones y forma de los lingotes de oro y plata bancarizados, y de crear una lista con las refinerías y fabricantes autorizados, la LBMA ha nombrado a un grupo de cinco compañías, conocidas como “Good Delivery Referees”, que se encargan, como su nombre indica, del arbitraje.

Su función es asesorar técnicamente a las compañías que quieran entrar a formar parte de la “Good Delivery List” y monitorizar de forma proactiva a las que ya integran la misma.

En la actualidad, estas cinco compañías son: Argor-Heraeus (Suiza), Metalor (Suiza), PAMP (Suiza), Rand Refinery (Sudáfrica) y Tanaka (Japón).

Las refinerías o fabricantes que quieren pasar a formar parte de esta selecta lista de productores de lingotes “Good Delivery” deben cumplir una serie de requisitos:

  • Al menos cinco años de antigüedad o, en el caso de las refinerías, tres años de producción ininterrumpida.
  • Un valor neto de al menos 15 millones de libras esterlinas (19,4 millones de dólares).
  • Una producción anual de 10 toneladas de oro o 50 toneladas de plata.
  • Pagar una cuota de mantenimiento anual de 8.000 libras esterlinas (10.330 dólares) por un metal (oro o plata) o 12.000 libras (15.500 dólares) por los dos.

Según la propia LBMA, desde que una compañía envía toda la documentación requerida para solicitar su membresía, transcurre un plazo aproximado de seis meses hasta que ésta se hace efectiva.

Si desea más información sobre “Good Delivery”, pinche << aquí >>.

Newsletter

Descarga GRATIS el ebook

Formulario de contacto

Recursos 

Descargables

El oro de inversión al que se refiere esta web adquiere su denominación en el ámbito tributario, al tratarse de oro de ley 999,9/1.000 (oro puro). Art. 140bis ley 37/1992 del 28 de Diciembre del impuesto sobre el valor añadido.

info@metalesdeinversion.com  | Tel. 910 052 162

C/ Corazón de María, 15. Primera Planta. | 28002 Madrid

Sociedad Española de Metales Preciosos de Inversión © 2018