Blog

Metales Preciosos de Inversión

 

Blog

Metales Preciosos de Inversión

Blog

Metales Preciosos de Inversión

La duda de los inversores: ¿Lingotes o monedas de inversión?

26 de septiembre de 2019

Existen dos posibilidades a la hora de invertir en oro físico: hacerlo en lingotes o monedas de inversión, también llamadas bullion. La elección depende en gran medida del gusto de los propios inversores, del objetivo de su inversión y de sus posibilidades económicas. En este post vamos a desgranar las principales diferencias entre ambos formatos, así como sus ventajas e inconvenientes.

 

El oro físico de inversión (no confundir con oro papel, que son certificados e instrumentos financieros referenciados al metal) se presenta a los inversores en dos formatos: lingotes y monedas de inversión.

Según los datos del informe Gold Demand Trends 2018, elaborado por el Consejo Mundial del Oro, la demanda de lingotes y monedas creció un 4% durante el año pasado, hasta alcanzar las 1.090 toneladas.

De esa cantidad, las ventas de lingotes acapararon 781,6 toneladas, una cifra que se ha mantenido estable durante los últimos años. En cambio, las ventas de monedas de oro de inversión se dispararon en 2018, superando la cifra del año anterior en un 26%, hasta las 236 toneladas. Se trata del segundo registro más alto de la historia, solo superado por las 270,9 toneladas que se vendieron en el año 2013.

 

Clases de lingotes de oro

 

Dando por sentado que los inversores se decantan mayoritariamente por los lingotes, aunque las monedas de inversión o bullion han tenido su tirón, hay que distinguir las clases de lingotes que suelen comercializar las refinerías, casas de la moneda y empresas especializadas.

En principio, existen dos formas de fabricar lingotes: por un lado están los lingotes fundidos con molde (“cast”, en inglés) y por otro, los obtenidos con un troquel o acuñados (“minted”).

 

Lingotes fundidos con molde (“cast”)

 

Los lingotes moldeados se fabrican fundiendo el oro y vertiéndolo en un molde con las dimensiones deseadas. Por lo general, estos moldes tienen los lados inclinados, de manera que resulta más fácil sacar el lingote del molde una vez solidificado, ya que la parte inferior es más estrecha que la superior. Más o menos, como el clásico molde de bizcocho.

 

Lingote oro molde

 

Una vez obtenido el lingote, se le aplican las marcas correspondientes, que indican el fabricante, el peso y la pureza, mediante una prensa, grabándolas en la superficie del metal.

Por tanto, los lingotes fabricados de esta forma no son paralelepípedos perfectos, sino que una de sus caras es más pequeña que la otra. La base y los bordes del lingote suelen ser más rugosos que la cara superior.

Normalmente, estos lingotes son rectangulares, aunque se pueden fabricar de diferentes formas, dependiendo del molde: redondos, ovaladas… Los lingotes tradicionales de China y otros países orientales, por ejemplo, tienen forma de pequeños barcos.

Los lingotes fabricados con molde suelen ser de un tamaño y peso mayores que los “acuñados” y su diseño es mucho menos elaborado que el de aquéllos.

 

Lingotes acuñados (“minted”)

 

Por su parte, los lingotes fabricados mediante un troquel siguen un procedimiento similar a la acuñación de monedas. La materia prima es una lámina de oro, del grosor deseado por el fabricante. Esta lámina pasa por una máquina troqueladora que va recortando los lingotes con la forma adecuada, por medio de la presión.

 

Lingotes de oro de inversión de C Hafner

Lingotes “acuñados” de oro de inversión de C·Hafner de diferentes formatos

 

De esta forma, igual que si se tratase de la fabricación de galletas, el molde va recortando piezas rectangulares de oro, de idénticas dimensiones, sobre las que una prensa como la utilizada para acuñar monedas “imprime” el diseño y los rótulos deseados, por ambas caras.

La principal diferencia con respecto a los lingotes fabricados mediante el otro método es que todas las superficies son completamente lisas y pulidas, y el diseño por ambas caras puede ser tan elaborado como el de las monedas.

Además, estos lingotes, también llamados láminas, pueden ser de muy pequeñas dimensiones y peso. Normalmente, los más pequeños son de un gramo, y los más grandes, de 100 gramos o más. Hay que tener en cuenta que el oro es uno de los metales más maleables, por lo que se puede prensar hasta obtener una lámina de mínimo espesor, el llamado “pan de oro” utilizado en decoración.

 

Lingotes de oro 2gr - Smart Pack de C·Hafner

Lingotes de oro 2 gramos: Smart Pack de C·Hafner

 

Una de las últimas innovaciones de algunas refinerías como la alemana C-Hafner es una tableta de estas pequeñas láminas, que pueden separarse individualmente. Una opción de inversión muy interesante por su flexibilidad.

 

Bullion o Monedas de inversión

 

Por otro lado, están las monedas de inversión o bullion, de las que ya hemos hablado en un post anterior. Se trata de monedas acuñadas por casas de la moneda de reconocido prestigio, en las que lo importante es el valor del metal que contienen, más que su diseño. Por eso, en todas ellas figura el nombre del metal del que están acuñadas, su peso (en onzas troy, excepto el Panda chino, que es en gramos) y la pureza.

 

Monedas de inversion Bullion

 

La mayoría de bullion están respaldados por un estado, al ser acuñados por la casa de la moneda oficial del mismo: es lo que sucede con el Krugerrand sudafricano, la Filarmónica de Austria, el Panda de China, la Britannia del Reino Unido o la Hoja de Arce de Canadá. El hecho de llevar el nombre de un estado supone una garantía adicional para los inversores.

A pesar de que también figura el año de acuñación, lo más habitual es que el diseño no cambie en las distintas emisiones anuales, más allá de algunos retoques o la introducción de medidas adicionales de seguridad para dificultar la tarea a posibles falsificadores.

 

Moneda bullion Panda Chino

Moneda de oro Panda Chino | Fuente: oroinformacion.com

 

Hay, sin embargo, algunas excepciones: el Panda de China, por ejemplo, cambia su reverso desde el año 2003, introduciendo nuevos diseños en los que figura este emblemático animal. Pero no es lo habitual, ya que, como hemos dicho, el diseño es secundario en estas monedas, que carecen de valor numismático.

 

Lingotes vs Bullion: Ventajas e inconvenientes

 

Lingotes vs monedas de inversión bullion

 

1. Una de las ventajas principales de las monedas de inversión es el peso. Aunque las nuevas tecnologías permiten a las refinerías fabricar lingotes de muy pequeño tamaño (desde un gramo), las monedas de inversión llevan años acuñándose en formatos muy pequeños: desde una onza troy (31,10 gramos) a 1/50 de onza.

Ello les permite adaptarse a las posibilidades de los pequeños inversores, que por una módica cantidad en euros pueden acceder a la compra de monedas de inversión. En cambio, los inversores más pudientes tenderán a adquirir lingotes, de mayor peso, para concentrar su inversión y reducir los costes de custodia.

2. Por otro lado, aunque las monedas de inversión no tengan apenas valor numismático, su diseño resulta más atractivo que el de los lingotes, lo que permite a los interesados en comprar esta forma de oro de inversión incluso iniciar una colección: todas las emisiones anuales de un determinado bullion; todos los bullion emitidos en un determinado año…

Aunque se a oro de inversión, siempre es más estético exponerlo en un álbum o vitrina que acumular lingotes.

 

Monedas de colección en oro

 

Algunas refinerías y casas de la moneda privadas acuñan series de monedas de colección en metales preciosos, con pesos y pureza similares a los de los bullion (una onza troy y fracciones), que denominan como bullion, pero que en realidad no lo son.

Como hemos visto antes, en un bullion, lo importante es el peso del metal que contiene y su pureza, no el diseño. Y cuenta con el respaldo o la garantía de un estado o una casa de la moneda de prestigio internacional.

Estas monedas de oro y plata que no se pueden considerar bullion son, más bien, monedas de colección en metales preciosos, que algunas casas de la moneda privadas acuñan tras llegar a acuerdos con pequeños estados, en cuyo nombre de emiten.

 

Moneda de oro de colección Star Trek

Moneda de oro de colección Star Trek | Fuente: govmint.com

 

Es habitual ver emisiones de monedas de oro y plata de pequeños estados del Pacífico, como Tuvalu, Nauru o las Islas Marshall, con impactantes diseños, fruto de la aplicación de las nuevas tecnologías a la acuñación de monedas, y dedicados a los temas más sorprendentes, como la fauna, la música ‘heavy’ o sagas cinematográficas como Star Wars o Star Trek.

Aunque no se trata de monedas de inversión, sino de colección, tienen su público y se les debe reconocer la virtud de atraer al mundo de la numismática y los metales preciosos de inversión a un público más joven que, en determinadas circunstancias, pueden acabar interesándose por los bullion.

 

Tratamiento fiscal del oro de inversión

 

Por último, hay que precisar qué tipo de fiscalidad afecta a los lingotes y monedas de oro. Como ya explicamos en otro post, el oro de inversión está exento del IVA en nuestro país.

Para disfrutar de esta exención, el oro tiene que cumplir una serie de requisitos, que se exponen en el Anexo Noveno de la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido.

En el caso de los lingotes, esta Ley establece que “se considerarán oro de inversión a efectos de esta Ley los lingotes o láminas de oro de ley igual o superior a 995 milésimas y que se ajusten a alguno de los pesos siguientes en la forma aceptada por los mercados de lingotes”.

El Anexo incluye también un listado de los pesos que son admitidos para los lingotes de oro de inversión.

En el caso de las monedas de inversión o bullion, el mismo Anexo establece una serie de requisitos para disfrutar de la exención fiscal:

  • Pureza superior a 900 milésimas.
  • Acuñación posterior al año 1800.
  • Que se consideren moneda de curso legal en el país emisor.
  • Que su precio no sea superior en un 80% al valor de mercado del oro que contienen.

Antes del 1 de diciembre de cada año, el Diario Oficial de la Unión Europea publica el listado de las monedas consideradas como oro de inversión para el año siguiente y sucesivos.

En cualquier caso y como conclusión, la elección de invertir en lingotes o monedas recae, en último lugar, en el propio inversor, en sus gustos, necesidades y posibilidades económicas.

Newsletter

Descarga GRATIS el ebook

Calcula tu jubilación

Recursos 

Descargables

El oro de inversión al que se refiere esta web adquiere su denominación en el ámbito tributario, al tratarse de oro de ley 999,9/1.000 (oro puro).
Art. 140bis ley 37/1992 del 28 de Diciembre del impuesto sobre el valor añadido.

info@metalesdeinversion.com  | Tel. 902 750 800

C/ Corazón de María, 15. Primera Planta. | 28002 Madrid

SEMPI Gold España © 2019