fbpx

Blog

Metales Preciosos de Inversión

 

Blog

Metales Preciosos de Inversión

Blog

Metales Preciosos de Inversión

Basilea III y el fin del negocio del ‘oro papel’

03 junio 2021

En este blog hemos advertido en varias ocasiones acerca de las inversiones en el llamado ‘oro papel’: certificados, ETF, contratos de futuros y otros títulos que tienen el oro como subyacente, pero que no otorgan a quienes invierten en ellos la propiedad de ningún lingote de oro en concreto. Ello ha permitido crear una burbuja basada en la emisión de títulos supuestamente respaldados por decenas de veces más metal del que realmente existe. Ahora, las nuevas normas conocidas como Basilea III pueden poner coto a este modelo de negocio.

Hemos dedicado varios posts de este blog a alertar sobre las mentiras del mercado del llamado ‘oro papel’, que se basa en la venta ficticia de contratos supuestamente respaldados por oro, con la certeza de que los clientes no van a solicitar la entrega del mismo.

Varios expertos en el mercado internacional del oro, ante la inminente entrada en vigor de la nueva normativa bancaria denominada ‘Basilea III’, sostienen que ésta podría precipitar el final del modelo de negocio basado en el ‘oro papel’.

 

Qué es Basilea III

 

Con este nombre se designa a una serie de medidas de reforma del funcionamiento del sistema bancario internacional, para evitar que volvieran a producirse los errores y defectos que condujeron a la crisis financiera que se desencadenó a partir de 2008.

Tras la crisis y el pertinente análisis de sus causas, los organismos internacionales de regulación advirtieron un grave problema: el excesivo crecimiento de los valores incluidos en los balances de los bancos (y fuera de ellos, como los productos derivados), frente a la caída y el deterioro de los fondos propios que las entidades tenían previstos para mitigar los posibles riesgos.

 

 

Monedas de oro en el cajón

 

En 2008 se hizo evidente que las reservas o provisiones de las entidades bancarias eran insuficientes para cubrir los riesgos, lo que condujo a la quiebra de importantes bancos y sociedades en todo el mundo.

Para evitar que esto vuelva a suceder, las normas de Basilea III tratan de aumentar las garantías, reservas y provisiones de las entidades financieras.
 

Basilea III y el mercado del oro

 

Como señalan algunos expertos en el mercado del oro como Chris Powell, desde el blog Money Metals, las reformas de Basilea III han despertado la esperanza de acabar con el sistema de ‘oro papel’ u ‘oro sin asignar’, que permite a los bancos y entidades participantes en ese mercado generar enormes suministros de oro imaginario, con el que se dedican a hundir el precio del oro para obtener beneficios.

“La conclusión de que las normas de Basilea III acabarán con el sistema del ‘oro papel’ no solo la han sacado los defensores de la liberalización del mercado del oro, sino también los propios dueños del negocio, la London Bullion Market Association (LBMA) y el Consejo Mundial del Oro, que hace unos días entraron en pánico y publicaron una protesta, señala Chris Powell.

Sin embargo, y a pesar de que la nueva normativa pudiera acabar con el mercado del oro papel, es poco probable que se acabe también con la manipulación del precio del oro por parte de los gobiernos y los bancos centrales.

 

 

Ahorro en oro

 

Ello se debe a que el sistema beneficia a los bancos centrales, a quienes permite que intervengan de forma discreta en el mercado del oro, para beneficiar a sus propias divisas. Una intervención que no podrían realizar de forma abierta, porque sería contrarrestada por los participantes en el mismo.

Como revela Chris Powell, un informe secreto del Fondo Monetario Internacional, emitido en marzo de 1999, advertía del peligro de requerir a los bancos centrales que informaran sobre sus operaciones de swaps y préstamos de oro, porque ello supondría sacar a la luz sus intervenciones en ese mercado, anulando su efectividad.

El oro papel

El sistema del oro papel se basa en la creación de un suministro imaginario de oro que respalda una enorme cantidad de contratos de clientes a quienes no se asigna un lote determinado del metal, sino que tan solo cuentan con unos derechos sobre él, sin concretar. De ahí que a este oro se le denomine ‘sin asignar’ (‘unallocated’, en inglés).

El problema es que, con unas reservas de una determinada cantidad de oro en sus cámaras acorazadas, estas entidades comercializan contratos que multiplican por 90 ó 100 las onzas reales de oro con las que cuentan.

Ahorro en oro

Ello les permite poner una ingente cantidad de oro en el mercado en el momento adecuado, para manipular el precio del metal. Pero lo hacen con un oro que no es real.

Para continuar con este sistema, desde Money Metals creen que es posible que los bancos centrales ‘eximan’ en secreto a algunos bancos de cumplir con los requerimientos de Basilea III sobre el oro para que, de esta forma, sigan camuflando sus intervenciones en el mercado.

“Por supuesto que se trataría de un fraude, pero es que el sistema al completo es un fraude. Ya en 1961, funcionarios de la Reserva Federal propusieron en secreto falsificar los archivos del Gobierno estadounidense para facilitar la manipulación del mercado del oro”, explica Powell.

El problema es que las normas de Basilea III ahogarían el negocio de los bancos, al requerirles la existencia de enormes provisiones con las que hacer frente a las posibles obligaciones de pago de sus clientes en el mercado del oro papel.

Ello obligaría, según Powell, a que los bancos centrales pusieran a disposición de los participantes en el mercado importantes depósitos en efectivo que sirvieran de provisiones. “Al fin y al cabo, a los bancos centrales no les cuesta nada imprimir más dinero y distribuirlo en secreto”, señala.

En cualquier caso, la conclusión es clara: con o sin Basilea III, la mejor forma de invertir en oro es hacerlo con metal físico, debidamente asignado a cada cliente con su número identificativo. Solo así se puede evitar la especulación consistente en ‘vender’ varias veces la misma onza de oro.

 

Descarga GRATIS el ebook
Consulta gratuita SEMPI Gold España

El oro de inversión al que se refiere esta web adquiere su denominación en el ámbito tributario, al tratarse de oro de ley 999,9/1.000 (oro puro).
Art. 140bis ley 37/1992 del 28 de Diciembre del impuesto sobre el valor añadido.

info@metalesdeinversion.com  | Tel. 910 052 162

c/ Miguel Yuste 11, 3º Planta.

28037 Madrid

SEMPI Gold España © 2020