Blog

Metales Preciosos de Inversión

 

Blog

Metales Preciosos de Inversión

Blog

Metales Preciosos de Inversión

¿Por qué cayó el precio del oro en junio?

15 julio 2021

El año 2021 está contemplando altibajos en la evolución del precio del oro. La última corrección tuvo lugar durante el mes de junio, en el que el metal precioso cayó más de un 7%, en lo que fue su mayor bajada de precio mensual de la última década. La política monetaria de la Reserva Federal, la apreciación del dólar, la competencia de otros activos… ¿cuáles han sido las causas de esta caída del oro en junio?

En efecto, el pasado mes de junio el precio del oro cayó más de un 7%, un movimiento a la baja que fue el sexto mayor desde principios del año 2010. Diversos factores se unieron para acelerar una caída de precio de la que el metal precioso ya se ha recuperado.

Como señala Jordan Eliseo, responsable de investigación de la Perth Mint australiana, dos de las otras 10 principales caídas de precio mensuales del oro (la de febrero de este año y la de noviembre de 2020) forman parte del actual ciclo de correcciones que comenzó a mediados del mes de agosto de 2020, una vez que el oro registró su máximo histórico, superando los 2.050 dólares la onza.

Aunque pudiera parecer que el oro no ha cumplido con su papel de activo refugio durante la pandemia de Covid-19, ya que su precio ha caído entre junio de 2020 y de 2021, lo cierto es que el oro aún se encuentra un 16% por encima del nivel que tenía en enero de 2020, cuando el mundo comenzó a reconocer la amenaza del coronavirus.

 

Lingotes de oro de inversión

 

También, el oro se encuentra un 50% por encima del precio que tenía en septiembre de 2018, que fue el momento en que los bancos centrales de los países desarrollados empezaron a adoptar políticas monetarias moderadas en un intento de estimular los débiles niveles de crecimiento económico.

De todas formas, desde la Perth Mint subrayan que “aunque las cifras de revalorización del oro a largo plazo siguen siendo impresionantes, no cabe duda de que la reciente debilidad ha afectado a la confianza de determinados segmentos del mercado de los metales preciosos. Durante el mes de junio se registró un notable declive de las posturas alcistas en el mercado de futuro, especialmente en los últimos días, mientras que los ETF presenciaron cierta fuga de capitales”.

Todo ello ha afectado al sentimiento de los inversores hacia los metales preciosos, mientras que los indicadores técnicos han caído a niveles que suelen coincidir con los momentos en que se ha tocado fondo.

 

La intervención de la Fed

El informe de la Perth Mint coincide con la mayoría de los analistas en citar como desencadenante a la reunión del Consejo de la Reserva Federal en el mes de junio, en el que se apuntó la posibilidad de una subida de los tipos de interés en 2023, antes de lo esperado.

Lingotes de oro de inversión

 

“No se puede decir que la Fed se apresurara a retirar los extraordinarios estímulos que está inyectando en los mercados y, en efecto, en su reunión de junio reafirmó su compromiso de adquirir 120.000 millones de dólares mensuales en bonos del Tesoro y valores respaldados por hipotecas, además de mantener los tipos de interés entre el 0 y el 0,25%”, advierte Eliseo.

Sin embargo, la radical interpretación que hicieron los mercados de este cambio de tono en la Reserva Federal sirvió para impulsar al dólar (que ha subido un 3% desde finales de mayo) y para provocar el aumento de los rendimientos reales de los bonos, lo que ha contribuido a la corrección en el precio del oro.

Cinco factores para la corrección

El informe de la Perth Mint apunta cinco factores que han contribuido a que tenga lugar esta histórica corrección del 15% en el precio del oro desde que registrara su máximo histórico en agosto de 2020:

1.- Estabilización de los rendimientos reales de los bonos del tesoro

A largo plazo, el precio del oro mantiene una estrecha correlación con los rendimientos reales de los bonos. Desde que el oro tocara techo en agosto de 2020, los rendimientos reales de los bonos del Tesoro estadounidense a 10, 20 y 30 años han crecido o, al menos, son menos negativos que hace nueve meses.

2.- Subida de las bolsas

Desde que la pandemia de Covid-19 provocara el desplome bursátil de marzo de 2020, los mercados de capitales de todo el mundo han registrado un rally sin precedentes: el ASX 200 australiano ha subido más de un 50%, mientras que el S&P 500 de la Bolsa de Nueva York casi se ha duplicado.

 

Lingotes de oro de inversión

 

En los seis primeros meses de 2021, este último índice de la bolsa estadounidense ha subido cerca de un 40%, en lo que ha sido uno de los mayores ‘rallies’ de los últimos 50 años.

Ante semejante subida de los mercados, no es de extrañar que el apetito de los inversores por el oro se haya desvanecido durante los últimos meses, lo que ha presionado a la baja al precio del metal.

3.- Creciente optimismo sobre la economía

Durante los últimos meses ha crecido también el optimismo de los inversores respecto al ritmo de recuperación de la economía global. La vacunación de la población en la mayoría de países desarrollados y las medidas de estímulo fiscal que han apoyado a los hogares y negocios han contribuido a este optimismo.

Las previsiones de crecimiento global están siendo revisadas al alza constantemente, mientras que la confianza de los consumidores en Estados Unidos se dispara, alcanzando los niveles que tenía 18 meses antes de la pandemia.

4.- Bitcoin y criptomonedas

El año ha sido muy positivo también para el bitcoin y otras criptomonedas, a pesar de la reciente corrección del 50% en el precio de la principal moneda virtual.

El día que el precio del oro tocó techo, a principio de agosto de 2020, el bitcoin cotizaba a menos de 12.000 dólares. Posteriormente, se multiplicó por cinco, alcanzando los 65.000 dólares a mediados de abril de este año.

 

Lingotes de oro de inversión

 

Incluso descontando la corrección del 50%, el precio de la criptomoneda está a más del triple de su precio cuando el oro alcanzó su máximo. Ello ha atraído la atención de muchos inversores, especialmente los más jóvenes, lo que ha acabado pesando en el oro.

5.- Exceso de optimismo en los mercados de metales preciosos

El último factor que ha influido en la corrección del precio del oro es lo que en los países anglosajones denominan ‘froth’: un exceso de optimismo entre los inversores, que suele preceder al estallido de una burbuja.

Esto querría decir que el oro se convirtió en un activo demasiado popular y protagonizó los titulares de prensa al rebasar la cifra de los 2.000 dólares la onza. El sentimiento optimista entre los inversores y analistas fue el habitual que tiene lugar justo antes de que un activo sufra una corrección.

Según Eliseo, las buenas noticias son que ese exceso de optimismo se ha disipado y, aunque ello no quiere decir que el mercado haya tocado fondo, la situación está más equilibrada, lo que es un signo positivo.

 

 

Descarga GRATIS el ebook
Consulta gratuita SEMPI Gold España

El oro de inversión al que se refiere esta web adquiere su denominación en el ámbito tributario, al tratarse de oro de ley 999,9/1.000 (oro puro).
Art. 140bis ley 37/1992 del 28 de Diciembre del impuesto sobre el valor añadido.

info@metalesdeinversion.com  | Tel. 910 052 162

c/ Miguel Yuste 11, 3º Planta.

28037 Madrid

SEMPI Gold España © 2020