fbpx

Blog

Metales Preciosos de Inversión

 

Blog

Metales Preciosos de Inversión

Blog

Metales Preciosos de Inversión

Los rendimientos de los bonos del tesoro, el termómetro del precio del oro

29 abril 2021
En las últimas semanas, analistas e inversores en metales preciosos no han dejado de estar atentos y mencionar la evolución de los rendimientos de los bonos del tesoro, para determinar lo que puede suceder con el precio del oro. En efecto, estos rendimientos se han convertido en uno de los factores que más han influido en el nivel alcanzado por el metal precioso. ¿Por qué tienen tanta relación? ¿En qué debemos fijarnos?

En anteriores posts hemos explicado que hay una serie de activos de inversión que suelen competir con el oro por obtener el favor de los inversores. Entre ellos están las acciones (con mayor riesgo que el oro) y los bonos del tesoro, estos últimos con un perfil más similar al de los metales preciosos.

Tanto el oro como los bonos del tesoro son activos que suelen estar presentes en las carteras de los inversores prudentes.
 

¿Qué son los bonos?

Los bonos son instrumentos de deuda emitidos por una empresa o administración pública para financiarse. El emisor se compromete a devolver el dinero al comprador de ese bono, más unos intereses fijados previamente, conocidos como cupón. Por eso se conoce como instrumento de renta fija.

 

Lingotes de oro de inversión

 

Los rendimientos, por tanto, son las ganancias que va a obtener el inversor por haber adquirido ese bono, que le va a suponer un beneficio cuando llegue el momento del vencimiento, por ejemplo, a los 10 años.

Esos rendimientos fluctúan durante su periodo de vigencia, en función de diversas variables, como los tipos de interés oficiales o el nivel de inflación.

Normalmente, cuando se habla de los rendimientos de los bonos respecto al precio del oro, nos estamos refiriendo a los bonos del Tesoro estadounidense a 10 años, que son los más extendidos.

De hecho, los rendimientos de estos bonos han sido el principal obstáculo con el que se ha encontrado el oro desde comienzos de este año, y que le han impedido mantenerse en el nivel de precios récord que alcanzó en 2020.

Así, los rendimientos de los bonos estadounidenses a 10 años subieron desde el 0,90% a comienzos del pasado mes de enero, hasta el 1,77% (su máximo en 15 meses), el día 30 de marzo.

Otra cuestión son los rendimientos reales de los bonos, que se obtienen al descontar la inflación de los rendimientos nominales. En este caso, aunque los rendimientos reales también han crecido durante es periodo, lo más importante es que se han mantenido en territorio negativo (debido a que los tipos de interés en Estados Unidos llevan tiempo en niveles cercanos al cero).

Rendimientos y coste de oportunidad

Cuando los rendimientos de los bonos del tesoro suben, el interés de los inversores por este producto también aumenta, mientras que el oro se presenta menos atractivo.

Se suele decir, por tanto, que el aumento de los rendimientos de los bonos hace crecer el coste de oportunidad de poseer oro. Por coste de oportunidad entendemos el valor al cual renunciamos cuando escogemos una opción y no otra. Es decir, en el caso del oro, su coste de oportunidad es el dinero que habríamos estado ganando si hubiéramos invertido en bonos en vez de en el metal.

Por eso el oro y los bonos mantienen una correlación negativa: cuando uno sube, el otro baja y viceversa.

En el gráfico adjunto se puede apreciar perfectamente esta relación inversa entre los rendimientos de los bonos del Tesoro estadounidense a 10 años y el precio del oro, entre enero de 2019 y abril de 2021.

 

Monedas de oro de inversión

 

Según el último informe Precious Metals Weekly de la consultora Metals Focus, la subida de los rendimientos de los bonos es la consecuencia de una combinación de factores, entre los que destacan el optimismo ante la recuperación económica, por el despliegue de las vacunas y el anuncio de nuevos estímulos fiscales en los Estados Unidos.

A ello va a contribuir también el aumento de las expectativas de inflación, que ha ascendido en los Estados Unidos en marzo a su nivel máximo desde 2006.

Sin embargo, desde principios de abril se ha detenido el rebote en los rendimientos de los bonos, que a medidos de mes habían caído un 0,20% desde el máximo registrado en marzo.

Ello ha provocado el efecto rebote en el precio del oro, que ha recuperado terrenos y registró su máximo de las últimas siete semanas, con 1.790 dólares la onza.

 

Evolución futura

 

De cara al futuro, desde la consultora Metals Focus creen que el actual escenario de recuperación de la economía podría detener la caída de los rendimientos de los bonos. Sin embargo, la posibilidad de que vuelvan a recuperar niveles como los que se vieron en marzo parece limitada, ya que son pocos los países que han llevado ya a cabo una vacunación masiva de la población, incluso en Europa.

La desigualdad en la recuperación económica entre los países disipará el optimismo entre los inversores, por no mencionar la posibilidad de que nuevas oleadas de contagios obliguen a más confinamientos.

Además, desde Metals Focus creen que, aun en el caso de que los rendimientos de los bonos sigan subiendo, el crecimiento de la inflación absorberá los mismos, y los rendimientos reales seguirán siendo negativos, lo que es una buena noticia para el oro.

 

Descarga GRATIS el ebook
Consulta gratuita SEMPI Gold España

El oro de inversión al que se refiere esta web adquiere su denominación en el ámbito tributario, al tratarse de oro de ley 999,9/1.000 (oro puro).
Art. 140bis ley 37/1992 del 28 de Diciembre del impuesto sobre el valor añadido.

info@metalesdeinversion.com  | Tel. 910 052 162

c/ Miguel Yuste 11, 3º Planta.

28037 Madrid

SEMPI Gold España © 2020