Blog

Metales Preciosos de Inversión

 

Blog

Metales Preciosos de Inversión

Blog

Metales Preciosos de Inversión

Las razones por las que el precio del oro cayó en febrero

25 marzo 2021
Las razones por las que el precio del oro cayo en febrero

Tras un rendimiento excelente en los últimos años, el precio del oro está experimentando una corrección que ha despertado las alarmas entre algunos inversores. Este tipo de correcciones son habituales; el precio no puede subir de forma ininterrumpida y la corrección es sana para dinamizar el mercado. En este post vamos a explicar las causas por las que el precio del oro ha caído en febrero.

El pasado mes de febrero ha estado plagado de altibajos para el oro. El metal inició el mes cotizando a 1.862,95 dólares la onza el 1 de febrero en la London Bullion Market Association (LBMA) y lo cerró el 26 del mismo mes a 1.742,85 dólares. Es decir, una caída del 6,45% a lo largo del mes.

Para tener un poco de perspectiva, conviene recordar que, el precio del metal inició el mes de febrero de 2020 en 1.574,75 dólares la onza el día 3 y lo cerró a 1.609,85 dólares, el 28.

Es decir, que estamos hablando de una corrección a un nivel superior en más de 200 dólares al que tenía durante el año pasado a estas alturas.

 

Rendimientos de los bonos

 

La corrección del oro en febrero ha estado influida por diversos acontecimientos. Uno de los más decisivos ha sido la subida de los rendimientos de los bonos del tesoro, el activo con el que suele competir el oro por el favor de los inversores.

 

Rendimientos de los bonos del tesoro que influyen en el precio del oro en febrero

 

Los rendimientos de los bonos del Tesoro estadounidense a 10 años subieron casi un 40% en pocas semanas del mes de febrero.

Al mismo tiempo, se produjo una bajada en las expectativas de inflación: el índice que mide las expectativas de inflación a cinco años en los Estados Unidos cayó casi un 10% en las dos últimas semanas de febrero, cerrando el mes en 1,91%.

La combinación de ambos factores (rendimientos más altos de los bonos y expectativas más bajas de inflación) han provocado que los rendimientos reales (nominales menos inflación) aumenten un 30% durante el mes pasado, desde -1,01 a -0,7%.

A corto plazo, esto puede afectar a la evolución del precio del oro. Pero es importante destacar que los rendimientos de los bonos a 20 años, que son claves para los inversores a largo plazo, siguen siendo negativos, por lo que no afectan a quienes inviertan en oro con ese espacio temporal.

 

Subida de los mercados

 

A estos factores relacionados con los rendimientos de los bonos y la inflación hay que añadir la subida continua de los mercados de capitales durante el mes de febrero, y el regreso de algunos inversores a los activos de mayor riesgo.

Durante el pasado mes de febrero se multiplicaron las noticias positivas respecto a la pandemia de Covid-19 en los Estados Unidos, con una caída en el número de casos confirmados, así como en las hospitalizaciones y fallecimientos.

Todos estos factores juntos han provocado cierta pérdida de interés de los inversores por los activos refugio como el oro, lo que explica esta corrección en el precio del metal.

 

Perspectivas de futuro

 

Según Jordan Eliseo, responsable de Investigación de Mercados de la Perth Mint australiana, “una subida continuada de los rendimientos de los bonos podría ser un obstáculo para el oro, aunque los metales preciosos pueden experimentar un aumento de la demanda de inversión en activos refugio si este entorno de subida de rendimientos de los bonos provoca algún shock deflacionario o una corrección significativa en los mercados”.

 

 

En cualquier caso, conviene tener en cuenta que la inversión en oro y, en general, en metales preciosos, es una apuesta a largo plazo. Los inversores que confían en el oro deben saber esperar, ya que su revalorización anual es casi siempre positiva, independientemente de las fluctuaciones puntuales derivadas de la apreciación de otros activos o de la mejora del entorno económico (ver gráfico adjunto).

Por ello, no hay que dejarse llevar por el catastrofismo y echar cuentas de lo que ha ido perdiendo el oro, sino observar el panorama de largo plazo, en el que la tendencia del metal precioso siempre será ascendente.

 

Descarga GRATIS el ebook
Consulta gratuita SEMPI Gold España

El oro de inversión al que se refiere esta web adquiere su denominación en el ámbito tributario, al tratarse de oro de ley 999,9/1.000 (oro puro).
Art. 140bis ley 37/1992 del 28 de Diciembre del impuesto sobre el valor añadido.

info@metalesdeinversion.com  | Tel. 910 052 162

c/ Miguel Yuste 11, 3º Planta.

28037 Madrid

SEMPI Gold España © 2020