Blog

Metales Preciosos de Inversión

 

Blog

Metales Preciosos de Inversión

Blog

Metales Preciosos de Inversión

El oro y los planes de rescate de los bancos centrales

03 septiembre 2020
El oro y los planes de rescate de los bancos centrales

Este año 2020 está resultando muy complicado para la práctica totalidad de los sectores económicos excepto para los metales preciosos y, en especial, el oro. Haciendo valer su carácter de activo refugio, el oro se ha revalorizado casi un 30% en lo que llevamos de año, alcanzando su mayor registro histórico y batiendo el nivel de los 2.000 dólares la onza. Uno de los factores que lo han impulsado han sido las medidas de rescate de la economía aprobadas por los bancos centrales. En este post vamos a explicar cómo han influido éstas en el precio del oro.

  

Inmediatamente después de que se desencadenara la crisis económica provocada por la pandemia de Covid-19, surgieron comparaciones entre la situación actual y la crisis financiera de 2008.

En ambos casos, el oro fue uno de los activos que salieron mejor parados: tras la crisis de 2008, el oro comenzó una escalada que le llevó a superar los 1.900 dólares la onza en septiembre de 2011, su precio máximo histórico; en el caso de la crisis actual, el metal ha superado este récord el pasado agosto y ha llegado a rebasar la mítica barrera de los 2.000 dólares la onza.

Entre los factores que han influido en la subida del metal en ambas ocasiones están la inestabilidad económica, la bajada de los tipos de interés (que anima a los inversores en otros activos a pasarse al oro, ante la falta de rentabilidad y mayor riesgo), la caída del dólar y las medidas de rescate adoptadas por los bancos centrales.

Todos estos factores los hemos revisado en diversos posts de este blog, pero hoy queremos ahondar en las medidas de rescate de los bancos.

 

Flexibilización cuantitativa

 

La principal medida a la que recurren los bancos centrales en momentos de crisis como el que atravesamos en estos momentos es la llamada ‘flexibilización cuantitativa’, traducción literal de la expresión en inglés ‘quantitative easing’ (QE, por sus siglas en inglés).

 

Flexibilización cuantitativa. Dolares cayendo por el grifo

 

Según Management Study Guide, la flexibilización cuantitativa es incrementar el suministro de dinero en el sistema. Para ello, el banco central correspondiente imprime más billetes y los utiliza para adquirir los activos de los que se están desprendiendo los inversores por su escasa rentabilidad o mayor riesgo, para acudir a otros como los metales preciosos.

Estos activos, que han quedado en manos de los bancos, pasan al banco central, a cambio de dinero ‘creado de la nada’ es decir, de nuevos billetes impresos. De esta forma, la compra de activos por parte del banco central permite inyectar este nuevo sistema en la economía del país.

 

Aumento de la inflación

 

Estas contundentes medidas que los bancos centrales adoptan en momentos de crisis como el actual provocan una serie de efectos, como el incremento del suministro monetario, que facilita la concesión de crédito por parte de los bancos del sistema, gracias al dinero nuevo recibido del banco central, lo que, a su vez, espolea el crecimiento de la economía y permite la recuperación.

Sin embargo, paralelamente existen otros efectos que no resultan tan beneficiosos: los tipos de interés a largo plazo bajan y, sobre todo, se incrementa la inflación.

En efecto, las políticas de flexibilización cuantitativa son altamente inflacionarias. Esto se explica de forma muy simple: cuando se incrementa la cantidad de dinero disponible en una economía en crisis, los productos y servicios, más escasos, suben de precio.

 

Aumento de inflacion

 

Esto es lo que ha ocurrido, por ejemplo, en los Estados Unidos, donde las tres últimas rondas masivas de flexibilización cuantitativa han hecho crecer la inflación a niveles superiores a los que habría alcanzado sin esas medidas.

El cóctel de inflación alta, tipos de interés bajos y caída del valor del dólar ha sido uno de los desencadenantes del actual rally alcista del oro, que lo ha llevado a sus máximos históricos.

 

Repercusión en el oro

 

Además, estas medidas no solo afectan al país que las ha adoptado, sino que sus efectos se extienden con rapidez por todo el mundo: los mercados financieros modernos están interconectados, por lo que un cambio en cualquiera de ellos repercute en los demás.

Este contagio de los efectos de la flexibilización cuantitativa en los mercados mundiales implica que también los mercados de capitales, los de bonos y los de metales preciosos sufren los efectos de las medidas adoptadas por los bancos centrales.

Aunque pueda sorprender que un metal precios como el oro se vea afectado por la política monetaria de los países, lo cierto es que es así.

El oro ha sido considerado desde hace siglos como dinero en efectivo por los inversores más conservadores de todo el mundo. Es el último recurso que puede proteger el patrimonio cuando el sistema basado en el dinero fiat (es decir, respaldado únicamente por la confianza en el estado que lo ha emitido) se viene abajo.

Por ello, cuando se produce esta situación y las divisas se devalúan, el precio del oro sube, ya que cada vez más inversores quieren hacerse con él para evitar que su dinero valga cada vez menos.

 

Repercusión en el oro. Balanza oro dolar

 

Precisamente, el oro tiene la virtud de conservar el patrimonio: su precio estará más bajo o más alto, pero nunca va a perder su valor, porque es un metal muy apreciado y escaso, que tiene un valor intrínseco, a diferencia de un billete bancario.

Así ocurrió en la crisis financiero de 2008, provocada por el estallido de la burbuja de las hipotecas ‘subprime’, que sembró el temor a que se produjera un colapso total de la economía y provocó la estampida de los inversores hacia el oro, que comenzó a subir hasta alcanzar su máximo histórico tres años después.

Lo mismo ha sucedido con la crisis actual, en la que la demanda de oro de inversión se ha disparado e incluso ha habido problemas de suministro de oro físico a los lugares donde era más demandado por los inversores.

 

Newsletter

Descarga GRATIS el ebook

Calcula tu jubilación

Recursos 

Descargables

El oro de inversión al que se refiere esta web adquiere su denominación en el ámbito tributario, al tratarse de oro de ley 999,9/1.000 (oro puro).
Art. 140bis ley 37/1992 del 28 de Diciembre del impuesto sobre el valor añadido.

info@metalesdeinversion.com  | Tel. 910 052 162

c/ Miguel Yuste 11, 3º Planta.

28037 Madrid

SEMPI Gold España © 2020