fbpx /*añadir etiqueta nofollow a redes sociales del footer*/

Blog

Metales Preciosos de Inversión

 

Blog

Metales Preciosos de Inversión

Blog

Metales Preciosos de Inversión

Cómo ha cambiado el coronavirus la estructura de la demanda global de oro

28 enero 2021
Como ha cambiado el coronavirus la estructura de la demanda global de oro

La pandemia de Covid-19 ha trastornado todos los ámbitos de nuestra vida en 2020, desde el social al económico. El mercado de los metales preciosos no ha sido una excepción y, aunque se ha beneficiado de la huida de los inversores hacia un activo refugio, también ha experimentado cambios significativos. En este post vamos a explicar cómo ha cambiado la estructura de la demanda global de oro como consecuencia de la pandemia.

 

DESCARGA GRATIS EL EBOOK

El oro como solución a la crisis provocada por el COVID19

 

Como ya hemos explicado desde este blog, el oro y la plata han puesto de relieve durante el aciago año 2020 su condición de activos refugio.

Una combinación de factores favorables (bajos tipos de interés, caída del valor del dólar, amenaza de subida de la inflación, incertidumbre en el terreno económico y medidas sin precedentes en política monetaria y fiscal) les ha permitido revalorizarse un 47% (la plata) y ganar un 24%, batiendo su precio máximo histórico (el oro).

 

Cambios en la demanda

 

Sin embargo, la pandemia de Covid-19 ha tenido un impacto en los metales preciosos más allá de la subida de sus precios. El efecto más llamativo, en cuanto al mercado del oro, ha sido la modificación de la estructura tradicional de la demanda de este metal preciosos.

Durante los últimos años, el reparto entre los diferentes sectores de la demanda apenas se ha modificado.

 

 

Como se puede ver en el gráfico adjunto, elaborado por el Consejo Mundial del Oro, en la última década el sector joyero ha acaparado la mayor parte de la demanda global de oro, con una media que supera las 2.000 toneladas anuales.

Esta demanda está dominada por dos países asiáticos, China y la India, en los que el sector joyero de oro es muy potente.

El segundo sector con mayor importancia en términos de demanda es el de la inversión, tanto físico (lingotes y monedas) como en papel (ETF).

En los mejores años de la última década (2016), el sector de la inversión ha rebasado las 1.000 toneladas anuales. En los peores (2013 y 2014) se ha quedado por debajo de esa cifra.

El tercer lugar en cuanto a demanda global de oro ha estado disputado en estos últimos años entre el sector tecnológico y el llamado sector oficial, es decir, los bancos centrales.

Como se observa en el gráfico, en 2010 el sector tecnológico superaba ampliamente la demanda de los bancos centrales.

Sin embargo, a partir de 2011, la situación cambió, ya que el sector oficial pasó a convertirse en comprador neto de oro para sus reservas, movido por la importante subida que tuvo el metal ese año.

Desde entonces, los bancos centrales se han estabilizado como tercer sector con mayor demanda de oro, por detrás de joyería e inversión.

Los años 2018 y 2019 fueron los mejores de la década para el sector oficial, que incrementó sus reservas de oro en más de 650 toneladas en cada uno de esos años.

 

DESCARGA GRATIS EL EBOOK

El oro como solución a la crisis provocada por el COVID19

2020, el año de la pandemia

 

La irrupción mundial del coronavirus alteró el estado de la economía a escala mundial. El sector del oro comenzó a sufrir este impacto desde finales del primer trimestre del año.

Las restricciones al transporte internacional y el cierre de minas y refinerías por las medidas de control de la pandemia adoptadas por los gobiernos provocaron un auténtico terremoto en la industria del oro.

 

Coronavirus y oro

 

A efectos de la demanda, las consecuencias fueron notables. Según el informe Gold Demand Trends correspondiente al tercer trimestre del año, el último publicado por el Consejo Mundial del Oro, la demanda del sector de la joyería se desplomó, la del sector tecnológico y de los bancos centrales se redujo, y la del sector de inversión se disparó.

 

Joyería

 

A falta de los datos del último trimestre de 2020, la demanda del sector joyero era de apenas 333 toneladas a 30 de septiembre, un 30% menos que en las mismas fechas del año anterior.

El desplome fue muy significativo en la India, cuyo sector joyero pasó de consumir 101,6 toneladas de oro en los nueve primeros meses de 2019 a apenas 52,8; es decir, un 48% menos.

En China, la situación no fue mucho mejor, pasando de 158,1 toneladas en septiembre de 2019 a 119,1 un año después, un 25% menos.

 

Tecnología

 

El sector tecnológico también se ha visto afectado por la crisis económica derivada de la pandemia. Su demanda de oro a cierre del tercer trimestre de 2020 se redujo un 6% interanual, hasta las 76,7 toneladas.

Tanto los cierres de industrias obligados por las medidas de control de la pandemia, como la reducción del gasto por parte de los consumidores, debido a la crisis económica, han impactado de lleno en el sector y han reducido su consumo de oro.

 

Bancos Centrales

 

En el caso de los bancos centrales, el tercer trimestre supuso un importante hito, ya que por primera vez desde 2011, vendieron más oro del que compraron, convirtiéndose en vendedores netos (-12,1 Tm).

Sin embargo, desde el Consejo Mundial del Oro recuerdan que la demanda de los tres primeros trimestres del año se eleva a 220,6 toneladas de oro y que los bancos centrales van a seguir siendo compradores netos de oro en 2020, aunque en menor volumen que los años anteriores.

 

Inversión

 

El principal beneficiado por la situación de crisis generada por la pandemia ha sido el sector de la inversión en oro.

Por primera vez en la historia, la demanda de oro de inversión ha superado a la del sector joyero: 494,6 toneladas, un 21% más que a cierre del tercer trimestre de 2019 y superando las 33 toneladas consumidas por el sector joyero.

 

 

Los inversores se han lanzado a la compra de lingotes y monedas de oro, cuya cifra de ventas (222,1 Tm) a cierre de septiembre superaba la del año anterior en un 49% y se convertía en la más alta de todos los tiempos (ver gráfico adjunto).

La inversión en ETF de oro aumentaba también respecto al año anterior, aunque apenas un 5%, hasta las 272,5 toneladas.

 

Conclusión

 

El cambio en la estructura de la demanda global de oro provocado por la pandemia se ha traducido en un impulso del sector inversor, que ha tomado el testigo del sector joyero como principal consumidor del metal precioso.

Habrá que esperar al cierre de los datos anuales para analizar el auténtico impacto del coronavirus en la demanda de oro.

De cara al futuro, aunque es previsible que el sector de la inversión siga teniendo una importante presencia, lo lógico es que, conforme avance la recuperación económica, el sector joyero vaya recuperando su pujanza.

 

Descarga ebook el oro como solución a la crisis covid19
Consulta gratuita SEMPI Gold España

Recursos 

Descargables

El oro de inversión al que se refiere esta web adquiere su denominación en el ámbito tributario, al tratarse de oro de ley 999,9/1.000 (oro puro).
Art. 140bis ley 37/1992 del 28 de Diciembre del impuesto sobre el valor añadido.

info@metalesdeinversion.com  | Tel. 910 052 162

c/ Miguel Yuste 11, 3º Planta.

28037 Madrid

SEMPI Gold España © 2020