Blog

Metales Preciosos de Inversión

 

Blog

Metales Preciosos de Inversión

Blog

Metales Preciosos de Inversión

¿Por qué ha caído el precio del oro en septiembre?

07 octubre 2021

El oro no está protagonizando un año 2021 tan positivo en cuanto a su revalorización como los fueron 2019 o 2020. En parte es lógico, dado que el año pasado fue excepcional, con una pandemia a escala mundial desconocida en la era moderna, que disparó las cifras de inversión en metales preciosos. No en vano, el oro alcanzó en agosto de 2020 su precio máximo de todos los tiempos, superando los 2.000 dólares la onza. En 2021, los movimientos han sido menores y, concretamente em septiembre, el metal ha experimentado una corrección que lo ha llevado a caer un 4,12%. En este post vamos a tratar de explicar esta caída del precio y a contemplarla con algo de perspectiva.

Según los datos de la London Bullion Market Association (LBMA), el precio ‘fixing’ del oro estaba en los 1.811,80 dólares la onza el pasado 1 de septiembre, y a 1.737,15 dólares el 29 del mismo mes. Esto es, una bajada de 74,65 dólares la onza, o del 4,12% en un mes.

Los analistas explican esta caída del metal precioso por una combinación de factores: por un lado, la subida de los rendimientos de los bonos del Tesoro estadounidense (uno de los activos que compiten con el oro por atraer a los inversores) y, consecuentemente, del dólar.

A favor del oro, en cambio, se sitúan otros factores como el temor a un crecimiento de la inflación y la sensación de mayor riesgo en los mercados, que mueven a los inversores a protegerse con activos más seguros.


Oro vs bonos y dólar

A la hora de escribir este post, los contratos de futuros de oro en el Comex estadounidense cotizaban a 1.725 dólares la onza, mientras que el Índice Dólar (que compara la divisa estadounidense con el euro, la libra esterlina, el franco suizo, la corona sueca, el yen japonés y el dólar canadiense) se situaba en 94,36 puntos, y los rendimientos del bono del Tesoro de EEUU a 10 años alcanzaban el 1,541%.

Opinion positiva sobre el oro - lingotes de oro SEMPI gold

 

Como ya hemos explicado en otras ocasiones, el oro mantiene una relación inversa con los bonos: cuando los rendimientos de éstos suben, el precio del metal baja, y a la inversa. Con el dólar sucede los mismo: cuando la divisa estadounidense sube, el oro baja, y al revés.

Por ello, y teniendo en cuenta el importante salto que ha experimentado el Índice Dólar (que se encuentra en su nivel máximo de los últimos 12 meses), los analistas creen que el oro está manteniendo el tipo bastante bien.

Se trata también de una cuestión de perspectiva: la situación parece mala, porque los inversores poco avezados tienden a comparar el nivel de precios actual con el máximo registrado en agosto de 2020, por encima de los 2.000 dólares la onza.

Pero la cosa cambia si tenemos en cuenta que, a estas mismas alturas de 2019, el oro cotizaba a 1.485,30 dólares la onza, mientras que, en 2018, su precio era de 1.187,25 dólares la onza. En otras palabras: el oro supera en 251,85 dólares la onza su precio de hace dos años y en 549,90 dólares el de hace tres.

Por eso, a la hora de analizar el precio del oro, no hay que hacerlo respecto al máximo, sino contemplar la evolución a medio o largo plazo, que es cuando los metales preciosos ofrecen sus mejores rendimientos.

 

El papel de la Fed

Otro de los factores que han influido en esta bajada del oro durante el mes de septiembre ha sido la intervención de la Reserva Federal. En un post anterior ya analizamos cómo influía el plan de rescate de la Fed en la evolución del metal precioso.

Tras la última reunión celebrada por el Consejo del banco central estadounidense entre los días 22 y 23 de septiembre, el presidente Jerome Powell dejó caer que el desmantelamiento del multimillonario programa de compra de bonos puesto en marcha por la Fed para combatir los efectos económicos de la pandemia podría comenzar en el próximo mes de noviembre y concluir a mediados del año que viene.

Fachada Banco de Inglaterra

Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal

Ante esta situación, según los analistas, los inversores han tendido a recurrir a corto plazo a activos como el dólar estadounidense, en vez del oro, lo que ha motivado la considerable subida de aquél.

Esto se debe a que todas las posibles fuentes de incertidumbre a corto plazo (los problemas del Gobierno de EEUU con el techo de deuda, la preocupación por la subida de la inflación, la posible quiebra de la empresa china Evergrande) han conducido a los inversores hacia la seguridad que ofrece el dólar estadounidense, lo que ha ejercido una presión a la baja sobre oro y plata.

De hecho, los analistas advierten de que otra subida del dólar estadounidense podría desencadenar más bajadas en los precios de los metales preciosos

Además, el hecho de que el Gobierno estadounidense, por medio de la Fed, haya puesto en marcha un plan de ayudas por valor de miles de millones de dólares supone un riesgo para la cotización del billete verde de cara al futuro, que podría verse devaluado.

Un efecto que, combinado con un crecimiento de la inflación, beneficiaría al oro, considerado tradicionalmente como uno de los mejores elementos de protección frente a ésta.

Pese a que la Reserva Federal sigue considerando la inflación como temporal, los actuales problemas de suministro y la crisis energética podrían agravar esta situación inflacionaria, lo que redundaría en beneficio de los metales preciosos.

En suma, y como hemos señalado en otras ocasiones, para invertir en oro no hay que dejarse llevar por las emociones y mantener la cabeza fría: el metal no es un activo adecuado para la especulación y sí para protegerse a medio y largo plazo, que s cuando ofrece sus mejores rendimientos. Así que tranquilidad y perspectiva.

Descarga GRATIS el ebook
Consulta gratuita SEMPI Gold España

El oro de inversión al que se refiere esta web adquiere su denominación en el ámbito tributario, al tratarse de oro de ley 999,9/1.000 (oro puro).
Art. 140bis ley 37/1992 del 28 de Diciembre del impuesto sobre el valor añadido.

info@metalesdeinversion.com  | Tel. 910 052 162

c/ Miguel Yuste 11, 3º Planta.

28037 Madrid

SEMPI Gold España © 2020