Blog

Metales Preciosos de Inversión

 

Blog

Metales Preciosos de Inversión

Blog

Metales Preciosos de Inversión

Las ventajas de invertir en oro frente a los planes de pensiones privados

7 de noviembre de 2019

Con el final del año llega la época de valorar el funcionamiento de alternativas al sistema público de pensiones, como los planes privados. Tras un desastroso año 2018 en cuanto a rentabilidad, las cifras de estos planes han mejorado levemente, pero una nueva amenaza se cierne sobre esta fórmula de ahorro: la posibilidad de que se modifiquen de forma significativa sus incentivos fiscales.

 

ÍNDICE DE CONTENIDOS:

¿Fin de los incentivos fiscales?
¿Cómo tributan los planes de pensiones privados?
  – Fiscalidad de las aportaciones
  – Fiscalidad del rescate
Complementar la pensión con oro físico

En anteriores posts de este blog hemos ahondado en la crisis que acecha al sistema público de pensiones en España, con el agotamiento del Fondo de Reserva de la Seguridad Social. Otras alternativas de ahorro, como los planes de pensiones privados, tienen un futuro también complicado.

 

¿Fin de los incentivos fiscales?

 

La AIReF pone a debate el sistema de pensiones actual

La AIReF pone a debate el sistema de pensiones actual | Fuente: airef.es

 

Según publicó el diario El Economista el pasado 28 de octubre, el Gobierno ha admitido la posibilidad de que se vaya a modificar la fiscalidad de estos planes. De hecho, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), está realizando un informe al respecto.

Este organismo independiente de control fiscal, que comenzó a funcionar en el año 2014, tiene la misión de velar por la sostenibilidad de las finanzas públicas como vía para asegurar el crecimiento económico y el bienestar de la sociedad española a medio y largo plazo.

El Gobierno encargó al AIReF un estudio de todas las bonificaciones fiscales y, en concreto, del funcionamiento de los incentivos correspondientes a los planes de pensiones, con vistas a una posible modificación de los mismos.

Esto ha provocado la alarma entre los ahorradores que utilizan esta fórmula como vía de complementar las pensiones de cara a su jubilación. Desde la patronal del seguro, Unespa, su presidenta, Pilar González de Frutos, ha reclamado “incentivos fiscales auténticos” para fomentar los planes de pensiones privados y construir un segundo pilar para el sistema de pensiones: los planes de pensiones de empleo.

Y es que la preocupación del sector es manifiesta ante lo que podría ser el fin de uno de los principales atractivos de estos planes.

 

¿Cómo tributan los planes de pensiones privados?

 

Tributación de los planes de pensiones

Tributación de los planes de pensiones | Fuente: bbva.es

 

En realidad, las ventajas fiscales consisten en un diferimiento del pago de impuestos al momento en que se rescata el plan, con una doble tributación por el reembolso y por los derechos consolidados (que son la suma del capital aportado y la rentabilidad obtenida).

 

Fiscalidad de las aportaciones

 

Las aportaciones realizadas al plan de pensiones a lo largo del año reducen los ingresos a declarar en el IRPF. Naturalmente, existen límites a estas desgravaciones: se puede aportar un máximo de 8.000 euros anuales, o el equivalente al 30% de la base imponible, más otros 2.500 euros por las aportaciones del cónyuge, si éste no obtiene ingresos.

 

Fiscalidad del rescate

 

Si se rescata de una vez, el ahorro tributa como rendimiento del trabajo, con lo que la factura fiscal puede subir hasta el 45% del total rescatado.

Para evitar este impacto fiscal, existen otras fórmulas, como recuperar el ahorro en forma de renta mensual, trimestral, semestral o anual. En este caso, la retención es mucho menor, ya que la base imponible se reduce.

Existe una tercera opción, que combina el rescate en forma de capital y de renta.

 

Complementar la pensión con oro físico

 

Ante la incertidumbre que rodea al futuro de la fiscalidad de los planes de pensiones privados, así como a su rentabilidad (que el año pasado tuvo cifras negativas), existen otras fórmulas para complementar las pensiones públicas, que resultan menos gravosas en términos fiscales.

Una de ellas en la inversión en oro físico. Como ya hemos explicado en este blog, el oro físico presenta múltiples ventajas de cara al inversor: es un activo seguro, especialmente apreciado en momentos de inestabilidad; tiene una liquidez inmediata, en cualquier momento y lugar; constituye un excelente modo de diversificar las inversiones y protegerse frente a la inflación o la pérdida del poder adquisitivo.

 

Lingotes de oro como complemento al plan de pensiones

Lingotes de oro como complemento al plan de pensiones | Fuente: intereconomia.com

 

En cuanto a su fiscalidad, ya hemos dedicado un post a analizarla. Lo fundamental es que el oro de inversión está exento del IVA si cumple las condiciones establecidas por la ley, tanto para lingotes como para monedas.

Una importante ventaja para los inversores, ya que reduce en un 21% la factura a la hora de invertir, con el consiguiente beneficio cuando se quiere vender el oro.

La única tributación a la que está expuesto el oro de inversión se produce en el momento en que se vende y se obtiene un beneficio, que está sujeto al impuesto sobre la plusvalía o ganancia patrimonial, que puede oscilar entre el 19 y el 23%.

SEMPI Gold España cuenta con una serie de planes de inversión en oro físico, que permiten a los ahorradores disfrutar de las ventajas de invertir en este metal y aprovechar su capacidad de mantener el poder adquisitivo para hacer frente a la jubilación.

 

3 opciones de inversion en oro - SEMPI GOLD ESPAÑA

 

Newsletter

Descarga GRATIS el ebook

Calcula tu jubilación

Recursos 

Descargables

El oro de inversión al que se refiere esta web adquiere su denominación en el ámbito tributario, al tratarse de oro de ley 999,9/1.000 (oro puro).
Art. 140bis ley 37/1992 del 28 de Diciembre del impuesto sobre el valor añadido.

info@metalesdeinversion.com  | Tel. 902 750 800

C/ Corazón de María, 15. Primera Planta. | 28002 Madrid

SEMPI Gold España © 2019