fbpx /*añadir etiqueta nofollow a redes sociales del footer*/

Blog

Metales Preciosos de Inversión

 

Blog

Metales Preciosos de Inversión

Blog

Metales Preciosos de Inversión

La relación entre el oro y los tipos de interés

25 junio 2020
La relacion entre el oro y los tipos de interes

Uno de los factores que más se tienen en cuenta a la hora de pronosticar el comportamiento futuro del precio del oro son los tipos de interés. Por eso, se dice que el mercado del metal vive pendiente de las decisiones de la Reserva Federal, organismo que determina la política monetaria de Estados Unidos. Y el oro, no lo olvidemos, está denominado en dólares, por lo que se ve más influido por ello. En este post vamos a explicar cómo funciona esta relación.

 

El principio básico dice que el oro y los tipos de interés están inversamente relacionados, de tal manera que cuando los tipos suben, el precio del oro baja, y cuando los tipos bajan, el oro sube.

¿Por qué se supone que sucede así? Cuando suben los tipos de interés es cuando la economía funciona bien, los consumidores quieren préstamos de consumo, las empresas amplían su negocio, hay más efectivo disponible y se acometen gastos mayores.

En estas situaciones, los bancos centrales y las instituciones financieras aumentan sus beneficios, ya que obtienen un rendimiento mayor por el dinero que prestan.

 

¿Qué hace el oro cuando los tipos suben?

 

La teoría dice que en tiempos de prosperidad económica, la atracción de un activo refugio como el oro disminuye. Además, los tipos de interés impulsan la divisa (el dólar, en este caso), por lo que a corto plazo el precio del oro baja.

 

Subida del dolar

 

Se trata de una teoría comúnmente aceptada, aunque hay que hacer precisiones: en tiempos de bonanza económica, en muchos países (especialmente en Asia), aumenta el consumo de oro, bien en lingotes, bien en joyas, ya que los ciudadanos cuentan con un mayor excedente económico.

También se suele decir que el oro baja cuando los tipos suben, ya que aumenta el llamado coste de oportunidad de poseer el metal: es decir, que el inversor gana más con otros activos que ofrecen rendimientos mayores gracias a la subida de los tipos de interés.

Es el caso, por ejemplo, de los bonos, cuya remuneración aumenta cuando suben los tipos, lo que los hace más atractivos a los ojos de los inversores que el oro.

 

¿Y cuándo bajan?

 

A la inversa, cuando los tipos de interés bajan, reflejan una situación en la que se reduce la confianza en la economía y se ralentiza el crecimiento.

Esta ralentización afecta al coste de la vida, al crecimiento de los salarios, al empleo y al valor de la divisa.

En estos tiempos, los inversores recurren en masa al oro como refugio, por varias razones:

  • Constituye una protección del patrimonio frente a la inflación, ya que permite mantener el poder adquisitivo.
  • Es el activo refugio por excelencia, ya que no conlleva responsabilidad por parte de nadie y tiene liquidez inmediata, en cualquier momento y lugar.

El coste de oportunidad de poseer oro en vez de otros activos se reduce, ya que los rendimientos de los bonos caen incluso a cero, debido a la bajada de los tipos de interés, por lo que, comparativamente, el oro sale ganando.

 

¿Por qué el mercado del oro vive pendiente de la Reserva Federal?

 

Analistas y demás participantes en el mercado del oro están muy pendientes de las reuniones que el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) de la Reserva Federal estadounidense celebra ocho veces al año.

 

Comité Federal de Mercado Abierto

 

En estas reuniones se adoptan medidas de política monetaria, como la subida o bajada de los tipos de interés, que afectan en mayor medida al mercado del oro que lo que deciden otros bancos centrales del mundo como el Banco Central Europeo, el Banco de Inglaterra o el Banco de Japón.

La razón es clara: aunque los tipos de interés son distintos en cada nación (o grupo de ellas, como es el caso de la Unión Monetaria Europea), los que más influyen en las subidas o bajadas del precio del oro son los que dicta la Reserva Federal, conocida popularmente como la ‘Fed’.

En efecto, los tipos de interés en Estados Unidos tienen un mayor impacto en el oro porque éste se negocia mayoritariamente en dólares y su precio se fija en esta divisa. De ahí que el precio del metal no solo reacciona a las decisiones de la Fed, sino que se muestra especialmente sensible a los posibles indicios de subida o bajada en los días inmediatamente anteriores a las reuniones.

 

¿Qué ocurre ahora mismo con los tipos?

 

La Reserva Federal ha decidido en sus últimas reuniones mantener los tipos cercanos a cero, debido al deterioro de los indicadores económicos de Estados Unidos, por el impacto de la pandemia de Covid-19.

De hecho, en una de sus últimas intervenciones públicas, el presidente de este organismo, Jerome Powell, aseguró que los tipos se mantendrían en el 0% por lo menos hasta 2022, ya que no se prevé una recuperación económica del país antes de esa fecha.

Según los analistas, éste es uno de los motivos por los que el precio del oro se mantiene muy por encima de los 1.700 dólares la onza en estos días.

 

Donald Trump y Jerome Powell

 

Por cierto, que las decisiones de la Reserva Federal respecto a los tipos de interés durante 2018 fueron la causa de que el actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump, haya atacado reiteradamente la independencia de esta institución y a su presidente (que fue nombrado por él mismo), en un movimiento que no tiene precedentes desde la época de Richard Nixon, a comienzos de la década de los 70 del siglo XX.

La subidas de tipos dictadas por la Fed en 2018 (desde el 1,25% de diciembre de 2017 al 2,25% de un año después) irritaron al presidente, que acusó a la Fed de no saber reaccionar y de torpedear a la economía estadounidense.

La explicación es que las subidas de tipos provocan una desventaja competitiva de EEUU frente a sus rivales comerciales, por lo que Trump quería que los tipos estuvieran lo más bajos posible, lo que ha logrado al fin, con la ‘colaboración’ de la pandemia.

 

La falsedad de la correlación oro-tipos

 

Aunque, como decíamos, existe consenso general en torno a la correlación inversa entre el oro y los tipos de interés, en varios momentos de las últimas décadas los datos han demostrado que el oro no sigue la pauta de bajar cuando suben los tipos.

 

Tipos de interés al 0%

 

Así, entre 1970 y 1980, el precio del oro subió un 2.350% y lo hizo más rápido en momentos en que los tipos subían, en un entorno de alta inflación. Y entre 1974 y 1976, cuando los tipos bajaron, el oro también lo hizo, perdiendo casi un 50%. Es decir, que mantenían una relación directa.

Más adelante volvió a ponerse de relieve que el oro y los tipos no mantenían una relación inversa en todo momento: entre 2001 y 2004, el oro subió, mientras la Fed bajaba los tipos.

Sin embargo, de 2004 a 2007, tanto el precio del oro como los tipos de interés subieron. Entre 2007 y 2011, el oro alcanzó su precio máximo histórico, en un entorno de bajada de los tipos de interés. Y entre 2011 y 2015, el oro volvió a bajar, al mismo tiempo que lo hacían los tipos.

En otras palabras, que esa relación inversa entre ambos se cumple unas veces sí y otras no. Por lo general, la tendencia a corto plazo es que el oro reaccione del modo que se espera de él a los movimientos de los tipos. Pero cuando se contempla a más largo plazo, esa tendencia puede variar.

En cualquier caso, es indudable que los tipos de interés son un factor importante que contribuye, entre otros, a la formación del precio del metal.

 

Descarga ebook el oro como solución a la crisis covid19
Consulta gratuita SEMPI Gold España

Recursos 

Descargables

El oro de inversión al que se refiere esta web adquiere su denominación en el ámbito tributario, al tratarse de oro de ley 999,9/1.000 (oro puro).
Art. 140bis ley 37/1992 del 28 de Diciembre del impuesto sobre el valor añadido.

info@metalesdeinversion.com  | Tel. 910 052 162

c/ Miguel Yuste 11, 3º Planta.

28037 Madrid

SEMPI Gold España © 2020